ecografía a domicilio en Madrid

Es importante comprender que COVID-19 es una enfermedad nueva, por lo que todavía estamos aprendiendo sobre su impacto, gravedad, transmisión y más. La información está sujeta a cambios. Según la SEGO, existen pocos datos sobre la infección por COVID-19 durante el embarazo, sin embargo, los datos existentes sobre otras infecciones similares por coronavirus pueden inferir el posible impacto del coronavirus en las mujeres embarazadas.

Es importante no entrar en pánico con las medidas de confinamiento a las que estamos adheridos actualmente porque no se deben a la tasa de mortalidad del virus, ni mucho menos, sino a que estamos protegiendo a las personas en riesgo de infección. Teníamos experiencia previa con dos coronavirus que eran mucho más letales, pero se propagaban mucho más lentamente. Entonces estamos ante esta situación porque hay que intentar frenar la curva y la propagación para no saturar ni colapsar el sistema sanitario.

ecografía a domicilio en Madrid (1)

NO HAY MUERTES reportadas en mujeres embarazadas hasta el momento por COVID 19.

Solo hay un caso de embarazada que ha requerido ventilación mecánica infectada, que requirió cesárea urgente con buen resultado obstétrico y fetal.

¿POR QUÉ HAY RECOMENDACIONES TAN DIVERSAS?

Las sociedades científicas son capaces de hacer recomendaciones a la población en base a la evidencia científica, que está categorizada por nivel, y actualmente, como el virus es nuevo, no hay evidencia top, apenas hay investigación, por lo que hay muchas opiniones de expertos diferentes. «Perfeccionaremos» estas recomendaciones a medida que se desarrolle la situación y se disponga de más investigaciones.

Los pocos estudios que tenemos son de China, porque ahí es donde comenzó el brote y ha sido el más largo. Cabe recordar que los estudios disponibles son solo del tercer trimestre y antes y después del parto.

A DÍA DE HOY SABEMOS QUE…

El COVID-19 es un virus con un período de incubación estimado de unos 5 días, que afecta principalmente a personas de entre 30 y 79 años. Los síntomas son leves en el 80% de los casos y severos en el 20% de los casos, la mayoría de los cuales son enfermos crónicos. Se puede observar que afecta más a hombres que a mujeres.

Al igual que el resto de la población, las mujeres embarazadas no tienen un alto riesgo de contraer el coronavirus, e incluso pueden permanecer asintomáticas. Por lo tanto, no son un grupo de riesgo a menos que tengan una enfermedad relacionada con el embarazo. Tienen las mismas probabilidades de infectarse que los demás y, si gozan de buena salud, existe una pequeña posibilidad de complicaciones, pero, por supuesto, hay que prevenir el contagio. Se ha visto que las mujeres embarazadas que desarrollan neumonía no se ven más gravemente afectadas que las mujeres no embarazadas.

ecografía a domicilio en Madrid

No se ha observado transmisión vertical de madre a hijo porque la placenta parece actuar como una barrera protectora para que el virus no se propague. Hasta la fecha, no se han reportado casos. Tampoco hay evidencia de un riesgo de aborto. Las mujeres con problemas de salud anteriores pueden exacerbar el riesgo de parto prematuro debido a la COVID-19.

En un estudio de 9 mujeres embarazadas al 12 de febrero de 2020, las presentaciones clínicas fueron fiebre, tos, mialgia (3), dolor de garganta (2) y malestar general (2). Ningún paciente desarrolló neumonía grave por el virus y no se informaron muertes.

También hubo un estudio realizado durante el trabajo de parto con peores resultados perinatales. Pero de momento solo podemos individualizar cada caso y evitar el contacto. Estos resultados perinatales pueden ser peores debido a la mala salud materna, la hipoxia, etc.

Abrir chat